3 sept. 2007

Digno de aprender

Me he dado cuenta que pocos conocen el llamado "fenómeno Mata Ortiz" de hecho las culturas del norte son poco atractivas ya que las del centro y sur del país son mas interesantes en cuanto a variedad y color. La belleza de estas culturas (del norte) está en eso: en descubrir en lo austero la belleza. Aquí la fauna y flora, que son los motivos mas utilizados, no tienen esa riqueza de colores tan folclórica, por decirle de alguna manera; sin embargo la austeridad hace que los diseños sean interesantes. Hasta hace poco, gracias al buen MAF (elmaf.com) me introdujo en el diseño de estos artistas que le están enseñando al mundo que somos capaces de hacer cosas extraordinarias, con solo un poco de lo que tenemos.

Platico la historia (romántica) de como sucedió esto: Un día un señor encontró unos fragmentos de piezas de cerámica prehispánicas (Paquimé) con algo de gráfica pintada, sabía que eran de allí y pensó que si los antiguos pobladores las hacían, la materia prima sería de ahí. Así que se puso a trabajar en buscar "la tierra" con las que hacían dichas piezas, así como la pintura con las que las decoraban. Cabe resaltar que este señor llamado Juan Quezada no era alfarero, empezó a realizar las piezas y no, no fué un éxito, una especie de éxito fué para la gente que de forma astuta empezó a comercializar con ellas ofreciéndolas como prehispánicas, tuvo entonces que firmarlas para evitar eso. Un día un gringo en un viaje a Casas Grandes compró una pieza y le gustó tanto que quería dar con ese artesano, hasta que alguien del pueblo le dió razón de él, le platicó que le compraría más piezas si hacía el trabajo más fino, así empezó, después su familia le empezó a ayudar y mas gente del pueblo (viéndole futuro) empezó a trabajar por su cuenta tratando de copiar en un principio al Sr. Quezada, el gringo empezó a mostrarlas en el otro lado y más gente se interesó en estas piezas. Hoy en día existen más de 300 artistas y artesanos que realizan piezas de este tipo, 3 comunidades se dedican principalmente a esta actividad, alrededor de 30 artistas son reconocidos mundialmente y se considera a la cerámica de Mata Ortiz como "la cerámica más fina en su tipo en el mundo". De unos fragmentos hechos de tierra se generó esté fenómeno que incluso para algunos tienen lista de entrega pagada por adelantado de aproximadamente año y medio.



Juan Quezada (en las manos los fragmentos de las piezas de Paquimé) y algunas piezas (actuales) de Mata Ortiz, tomados del libro Artes de México.

Juan Quezada trabajando con una pieza y la forma en que cuecen las ollas. Fotos de Mayté Luján.

No hay comentarios: